Recordando en la historia: Bicicleta eléctrica

Cuando uno escucha hablar de bicicletas eléctricas, pensaría que es un invento creado recientemente, pero en realidad desde 1890 se autorizaron algunas patentes para motores que serían usados específicamente en este medio de transporte.

Es increíble cómo este maravilloso invento que nos permite ir de un lado a otro sin hacer mucho esfuerzo, ha estado entre nosotros desde hace ya tanto tiempo. Por ejemplo, “En Estados Unidos en el año 1895, le fue otorgada a Ogden Bolton la patente para una bicicleta con baterías, la cual incluiría un colector de corriente continua, seis polos de cepillo y un motor de cubo ubicado encima de su rueda trasera. Por su parte y en el año 1897 en Boston, Oseas W. Libbey logró inventar una bicicleta eléctrica la cual se caracterizaba por ser impulsada a través de un motor eléctrico doble, que se encontraba sobre el centro del plato del eje.

Tiempo después y en la década de los 90, el diseño de Libbey fue rehusado por la marca Giant Lafree e-bikes”.

El auge de este medio de transporte inició en el siglo XX, no solo por los trancones que empezaron a surgir en las ciudades, sino porque también la zona rural buscaba maneras más efectivas para movilizarse. Además, durante la segunda guerra mundial, debido a la falta de vehículos motorizados, tomaron mucha fuerza (1940). Y aunque las motos opacaron por un tiempo su crecimiento en el mercado, las bicicletas eléctricas han logrado mantenerse en el tiempo. De hecho, “A finales de la década de los noventa las mayores marcas de bicicletas lograron dominar el mercado, sin embargo y a comienzos del año 2000, las ventas de estas bicicletas se redujeron significativamente.

En 2005 surgieron gracias al auge que tuvo la batería de litio ese año. Tiempo después y en 2012 se registraron alrededor de 1.300.000 bicicletas eléctricas siendo utilizadas únicamente dentro de Alemania y a partir del 2008, las ventas de las bicicletas eléctricas fueron experimentando un aumento del 30% anualmente, lo cual permitió que en 2012 fueran vendidas alrededor de 40.000.000 millones de bicicletas eléctricas”.

Para cerrar, hay que tener en cuenta que no solo son una alternativa económica, sino que también son versátiles y fáciles de manejar, lo que hace que tener una o alquilarla es mucho más rentable para movilizarse hacia el trabajo o simplemente para salir a respirar aire puro y apreciar la ciudad sin pausa pero sin prisa.

https://www.ecoseed.org/historia-bicis-electricas/

Close Bitnami banner
Bitnami